Meditando Abajo de un Árbol

Las Maravillas de los Estados Contemplativos y el Pensamiento Lento

Los Obstáculos:

Según el admirable líder sudafricano Nelson Mandela, “después de escalar una gran colina, uno solo encuentra que hay muchas más colinas para escalar.”

La realidad es que la lista de tareas por hacer nunca se va a acabar, y que continuamente tendremos nuevos retos que enfrentar y solucionar a la vuelta de la esquina.

Desde una óptica constructiva, siento que los obstáculos usualmente le dan mucho sentido a la vida. Lo único es que se comprenden una vez superados al ver hacia atrás.

El Cambio:

Durante la existencia, ya sea la nuestra o la de nuestro negocio, el cambio será permanente. A veces incremental y tolerable, y otras drástico e incómodo.

Podemos invertir tiempo para contemplar, identificar y actuar, o esperar a que una crisis nos fuerce a cambiar ya que hemos pospuesto la acción durante mucho tiempo.

Durante las últimas semanas, he estado descifrando un reto auto-impuesto que se las trae. Uno que nace desde adentro, con vertientes infinitas que no son fáciles de orquestar.

La Contemplación:

Este fin de semana andaba de paseo con la familia en un lugar mágico. Un lugar de clima fresco, lleno de grandes árboles y paisajes eternos. Una gran bendición.

En la sala de la casa mientras veía las afueras, le dije a mi esposa que iba a ir a caminar. Aparte de caminar, quería sentarme a solas frente a este dilema para desmenuzarlo.

Caminé por un rato entre los árboles, casi llegando al limite, en donde si seguía entraba en cañales. Completamente desconectado me senté bajo un pino. Oré por entendimiento y dirección.

Lo que siguió fue un viaje de “desfragmentación” de ideas que duró exactamente media hora. Al finalizar y dar gracias, caminé directo a tomar nota sobre cada concepto visitado.

La Acción:

La semana inicia con un nuevo nivel de claridad y un plan de acción con pocas afinaciones adicionales por hacer. Ahora solo queda el ingrediente vital para la manifestar los resultados esperados: actuar.

¡Que importante tomar tiempo para pensar lento!

¡Que importante tomar tiempo para contemplar y reflexionar!

¡Que importante ejercitar la fuerza de voluntad necesaria para hacerlo a pesar de las excusas y la velocidad en que todo pasa el día de hoy!

7 Comments

  • Olga suyapa soto says:

    Muy interesante hoy veces que uno planifica las cosas pero no actúa nada más se quedan en ideas

    • Mauricio Jiménez Mauricio Jiménez says:

      Gracias Olga, así es. Como dice el dicho, es un mundo de acciones, no de intenciones. Gracias por el comentario.

  • Gracias por compartir esta experiencia. Me alegra mucho que tenga una plataforma que alcance a tantas personas con este mensaje.

  • Paula Castro says:

    Mauricio hola. Mucho gusto.
    Wow qué impresionante leer con detenimiento lo que comparte aquí. Que enseñanza tan espectacular para este momento y etapa de mi vida donde se requiere ir lento no para excusarse de accionar sino para replantearse, para tomar impulso, para meditar, para buscar consejo en otros, para conversar en intimidad bajo la “sombra de un pino” con Aquel que nos ha dado existencia y quien guía y dirige nuestros pasos corrigiéndolos para estar en la senda que ha diseñado para nosotros. Gracias en serio, me anima mucho haber abierto este correo y leerlo con calma y saber que puedo acudir a el para recordarme lo valioso que me permitió desfragmentar lo que necesitaba para continuar caminando y emprendiendo.
    Un saludo fraterno.

    • Mauricio Jiménez Mauricio Jiménez says:

      Paula, muchísimas gracias por tus palabras. Realmente le dan más sentido a seguir compartiendo las experiencias que vamos aprendiendo en el camino. Todo un honor y los mejores deseos. Saludos!

  • Ricardo Castro Chan says:

    Don Mauricio!
    Como siempre, sacar el rato para leer tus publicaciones es una inversión de tiempo degran valor!
    Saludos y Gracias!

Deja un comentario

Your email address will not be published.