Las Perlas de un Panel Atrevido

7 Elementos Esenciales para Emprender Exitosamente.

A fines del mes pasado, tuve la oportunidad de participar en el evento BN Emprendedor con el Banco Nacional. Un evento animado por el mago Diego Vargas, en donde luego Jesús Cochegrús nos enriqueció con su charla “Adivino, Estratega, Disruptivo.”

Por nuestra parte, cerramos el evento moderando un panel conformado por varios emprendedores consolidados. Entre ellos estaban Enrique Artiñano – co-fundador de Los Paleteros, María Fernanda Larraguivel – fundadora de Aromaflor, Fabrizzio Berrocal, Luis Solano – fundador de ToTheWonderBlog y Camille Rattón – fundadora de Kalú.

Aunque tocamos cientos de puntos durante la actividad, comparto algunos que me parecieron sumamente valiosos:

La adaptación es el activo más relevante:

Este año ha sido uno ambiguo lleno de retos continuos. Cambio de gobierno, mundial de fútbol, huelga sindical, reforma fiscal y factura electrónica para nombrar algunos. Durante los últimos meses, la incertidumbre se ha respirado en el aire.

En vísperas navideñas se siente una alegría de cierre y una esperanza para un nuevo año más acomodado y predecible. La adaptación es lo que nos permite sobrellevar estos cambios e inclusive rentabilizar en ellos.

Las especies que sobreviven son las que logran adaptarse, y en el mundo empresarial funciona exactamente igual.

El dinero se consigue:

Una idea bien plasmada, un equipo consolidado y un compromiso determinado es una combinación ganadora para atraer dinero a la mesa.

“El dinero es lo más fácil de obtener” decía Fabrizzio Berrocal mientras explorábamos el tema.

Las únicas limitantes que tenemos hacia una vida próspera y abundante están en nuestra propia mente.

Atreverse a quebrar el molde:

Aunque sea un cliché, no hay nada más necesario y que demande más valor. Quebrar patrones familiares (especialmente), sociales y culturales es algo sumamente retador.

Camille Rattón – fundadora de Kalú – compartía a fondo sobre esta experiencia y el desafío que tuvo que enfrentar a la hora de iniciar su camino en lo que estaba convencida era su pasión.

Para una vida genuina es requisito poner nuestro corazón adelante (de ahí nace la palabra coraje), confiar en nuestra voz interna y tomar acción.

La acción es lo que cuenta:

Un participante preguntó cómo hacía para desarrollar varias ideas, ya que todas eran buenas ideas de negocio. El famoso inventor Thomas Alva Edison dijo “genio es 1% inspiración y 99% transpiración”. La idea inicial es una porción minúscula en el todo de un negocio.

Miles inician con una idea para luego modularla agresivamente hacia otros puertos. La recomendación fue que escogiera la que más potencial le viera y la pusiera a prueba mediante la ejecución.

Hablar de ideas es fácil, ejecutar una y convertirla en un negocio rentable y sostenible es de quitarse el sombrero.

Mejor hecho que perfecto:

Como emprendedores, usualmente tenemos una inclinación pronunciada al perfeccionismo, lo cuál provoca una postergación eterna.

Durante el panel tocamos este punto, llegando a la conclusión de que llevar el producto o servicio al 80% es suficiente. Usualmente, el último 20% solo su dueño lo nota (siendo esta parte la que demanda más esfuerzo).

Es un mundo de acciones, no de intenciones. 

La incertidumbre se abraza:

Durante nuestro emprendimiento, al igual que en nuestras vidas, siempre habrán retos. Retos negativos (ejemplo: no hay liquidez para pagar la planilla a fin de mes y hay que ver qué hacemos) y retos positivos (el negocio está creciendo demasiado rápido y no tenemos como dar abasto).

Enrique Artiñano – co-fundador de Los Paleteros – elaboraba este tema de una manera enriquecedora. Con la libertad de emprender viene un baile continuo en un terreno incierto lleno de aventuras y emociones.

“Si hay algo seguro en los negocios es la incertidumbre.” -Stephen Covey

Siempre hay una manera:

El inventor escocés Alexander Graham Bell estableció que cuando una puerta se cierra otra se abre. María Fernanda – fundadora de Aromaflor – llevaba este tema a otro nivel al contar la historia de sus inicios.

Empoderarse y confiar indudablemente en nuestra capacidad de resolver, nos lleva a realizar cosas que antes pensábamos imposibles. Además, nos convierte en fuente de inspiración y crecimiento para otras personas.

Si pensamos “esto no se puede”, es necesario reconsiderar y contemplar lo que harían las grandes mentes de nuestros tiempos. 

El momento es ahora:

Apuntado a dar más de lo prometido, este es el 8vo punto para los que llevan la cuenta. Una emprendedora que estaba iniciando su proyecto preguntó cuándo era el momento para abrir las redes sociales ya que le daba miedo el impacto que iba a tener en su negocio.

Luego de conversar sobre nuestras distintas experiencias, Luis Solano – fundador de ToTheWonderBlog – recomendó que hoy mismo era el mejor momento para hacerlo. Todos estuvimos de acuerdo.

Si esperamos, lo único que pasa es el tiempo y es lo único que nunca se recupera.

Para cerrar esta publicación y celebrar las épocas navideñas, apoyémonos mutuamente comprando regalos hechos por la cantidad ilimitada de emprendedores talentosos, diversos y determinados que tenemos alrededor.

¡Felices fiestas!

 

 

 

 

Deja un comentario

Your email address will not be published.