Eficiencia Máxima: Haciendo Más con Menos – 1era Parte

Los 7 Trucos Personales para la Eficiencia según Armando González, Gerente General de AMPM | Fresh Market

La semana pasada tuvimos el honor de contar con Armando González, Gerente General de AMPM | Fresh Market, como invitado especial en nuestra charla Eficiencia Máxima del proyecto Sin Miedo a Emprender.

Para dar inicio, conversamos sobre la importancia de tener claro un propósito, las metas y los valores como fundamento primordial para ser eficientes sobre cualquier otra cosa.

Luego, exploramos la naturaleza del estilo gerencial y sus partes (las cuales estaremos compartiendo en la siguiente publicación la próxima semana) como complemento adicional.

Para cerrar, navegamos sobre sus trucos personales para alcanzar la eficiencia. A continuación exponemos cada uno de ellos con una breve analogía de mi parte:

1-Hábitos y Rituales:

El diseño cuidadoso de nuestros hábitos nos organiza y estructura.

Temas personales, como el sueño, la nutrición y el ejercicio, y profesionales, como la estandarización de procesos, la medición de tiempos y la ejecución de proyectos, son hábitos que deben de forjarse continuamente.

Para profundizar en un tema tan valioso, mencionamos dos fuentes estelares para llevar nuestra eficiencia varios niveles hacia arriba:

  • El Club de las 5 a.m.:
    • El gran Robin Sharma nos ilustra con lujo de detalles cómo elevar nuestro alcance con una fábula que se convirtió en uno de los éxitos más rotundos desde el día de su lanzamiento.
    • Tanto Armando como mi persona nos acabábamos de terminar el libro, y realmente no pudimos de dejar de recomendarlo.
  • Los 7 Hábitos de la Gente Altamente Efectiva:
    • Un clásico por Steven Covey que ha permanecido durante décadas. Habla sobre hábitos primordiales que debemos de implementar en nuestras vidas y nuestra cultura empresarial.

2-Práctica y Dedicación:

El dicho milenario “la práctica hace al maestro” no puede ser más cierto. Es el verdadero valor de la experiencia. Muchas veces el reto es a) vencer la tonelada de excusas que nos expone nuestra mente, b) arrancar y c) continuar ejecutando.

¿Cómo salir a la calle a vender si no tengo hasta el último detalle del panfleto perfecto? ¿Cómo lograré hacer este proyecto si no he llevado el último curso disponible sobre el tema? ¿Cómo voy abrir mis cuentas en redes sociales si no tengo idea de cómo funcionan?

Se dice que para ser un verdadero maestro en una disciplina se requiere una inversión de 10 mil horas en práctica constante, perseverante y paciente. Así que sin elaborar mucho más en el tema…¡manos a la obra!

3-La Concentración y el Enfoque:

En lo personal considero el “multi-tasking” una de las peores amenazas para nuestra eficiencia  (aunque la justifiquemos con mil razones) y uno de los mayores obstáculos para el alcance de resultados.

Identificar la prioridad número uno y hacer sólo eso hasta completar es sinónimo de productividad. Toma grandes cantidades de disciplina y variedad de mañas para alcanzarla (interrumpir la interrupción diría en astro de Tim Ferris), pero es completamente posible.

De acuerdo a recientes investigaciones, trabajar en bloques de hora y media en “single-tasking” con descansos de 20 minutos entre sí, es la mejor práctica que podemos implementar.

4-Nivel de Intensidad:

Aparte del conocido “¡ud. está loco!”, el “¡es que ud. si es intenso!” al día de hoy en lo personal es más un cumplido que una ofensa. Cuando Armando me mencionó este tema no podía estar más de acuerdo.

Una obsesión sana por aterrizar algo que vemos claramente en nuestra cabeza y nos emociona, es una experiencia sumamente gratificante que le da una razón de ser a cada uno de nuestros días.

Los más grandes genios de nuestra era han sido conocidos por el alto nivel de intensidad en sus proyectos. Dejémonos llevar por nuestras grandes pasiones y tomemos acción, que sin ella no pasaremos la línea de la especulación.

5-Mindfulness:

Con tanta interrupción, vivir en el presente se ha convertido en un gran reto. No obstante, cualquier reto lo podemos atravesar con un plan de acción.

Empezando por apagar las notificaciones, el timbre o vibrador del teléfono (cuando no estamos esperando una llamada de alta urgencia e importancia) y poner un rótulo en la oficina que diga “No Interrumpir”, son algunas acciones que podemos tomar.

Dedicar tiempo para orar, meditar, contemplar o reflexionar al menos 10 minutos al día es algo esencial para saborear la vida y mantener nuestro desempeño al más alto nivel. Existen cientos de fuentes en donde podemos explorar este tema.

Busca en Tu Interior, un libro impartido en Goggle desde el año 2007, es una excelente fuente para investigar. La realidad es que para dar inicio, lo único que necesitamos es un poco de voluntad, 10 minutos y una posición cómoda.

6-Autodominio:

De mis preferidos ya que sin esto, lo demás no sirve. El desarrollo de nuestra disciplina y ejercitar nuestra fuerza de voluntad son requisito para lograr una vida – y por ende, un negocio – eficiente.

Talento sin autodominio es una fórmula insostenible. El libro Relentless, recomendado por mi amigo y artista marcial Ariel Sexton y escrito por Tim S. Grover, expone como Michael Jordan llegaba a entrenar a la misma hora al día siguiente luego quedar campeones en la liga.

Para alcanzar y desarrollar el autodominio, definitivamente entra a participar nuestro propósito. Considero que sin un propósito sólido, claro y emocionante que nos acompañe, sencillamente no lograremos sostener la carga en días pesados.

7-Estado Interno:

Un buen estado mental, físico, espiritual y emocional es sencillamente esencial para nuestro bienestar. Y, como dice el dicho, si nosotros no estamos bien, nada a nuestro alrededor estará bien.

Dedicar tiempo para proteger, nutrir y cuidar nuestro estado interno es necesario para tomar decisiones acertadas, alinear un enfoque de láser y alcanzar un sueño reparador.

Programemos para pasar tiempo de calidad con nuestros seres amados, para ir a caminar a la montaña con nuestras mascotas o para nadar un buen rato en el mar.

Tiempo de desconexión y recreación para lograr ver las estrellas y contemplar sobre la razón de nuestro existir. Luego volveremos lúcidos, recargados y llenos de vigor para tomar acción decidida, clara y efectiva.

Para cerrar, quiero agradecer a Armando ya que el contenido de este boletín y el próximo están basados en sus hallazgos. Con la intención de que este mensaje llegue más allá, si sentís que te aportó algo valioso, no dudés en compartirlo.

¡Los mejores deseos y hasta la próxima semana!

Deja un comentario

Your email address will not be published.